Sólo disfruta el camino

Publicado por junleewins en

Hace un par de días, vi que mi amigo Edison había compartido el sountrack de “El Señor de los Anillos”.

Esta es una de mis películas favoritas; y una de sus razones es por la epicidad de su banda sonora. Para mí, la mejor de todas; sin ella, la película pierde esa magia que transmite desde el primer fotograma. Quería hacer hincapié sobre este tema ya que este post va a tratar sobre los caminos de la vida.

Imagina que tu vida fuera una banda sonora, donde dependiendo del momento, te sentirás tranquilo, en otros tensionado, algunas veces con miedo, y en ocasiones motivado.

Ahora imagina y recuerda todo lo que has logrado, todos tus errores y aciertos te han llevado a este lugar –a esta parte de la banda sonora-. La verdad no sé en qué parte de la banda sonora te encuentras; puede ser que ahora te sientas tensionado, o estés muy triste. Te aseguro, que si estás leyendo esto es porque estás en una etapa difícil, o sientes que has perdido gran parte de tu motivación -alguien dijo existencialismo?- ; las personas que están felices, o se sienten en una buena racha no se hacen estas preguntas, porque no perciben que han perdido algo. Sólo cuando tenemos esa percepción de que hemos perdido algo es cuando nos hacemos preguntas que valen la pena su respuesta.

¿Y por qué empecé hablando del sountrack de El Señor de los Anillos? Por el motivo de que en esa película, los protagonistas tienen etapas: empiezan descubriendo su misión; recorren el camino y se dan cuenta que no es fácil el camino; allí pierden algo y se ponen muy triste; el mal aumenta, por ende el miedo está encima de ellos; después llega un momento de descanso; cogen energía, y salen otra vez a seguir con su misión. Y todo se vuelve a repetir, a veces en desorden, pero no les culpes, así es la vida. Impredecible e irónica.

El mensaje de todo este cuento. Los momentos malos son agridulces; tienen su momento de aprendizaje (si estás muy atento a lo que la vida te enseña); te ayuda a hacerte preguntas importantes, y logras conectarte más con tu yo verdadero. Es agridulce, porque internamente estás tensionado, no sabes qué hacer ni a dónde ir; te haces muchas preguntas, algunas te desalientan, otras te dan fuerzas.

Un pequeño consejo: disfruta el camino. Uno nunca sabe lo que pueda pasar, la vida es muy irónica, por eso sólo camina y no te detengas. Si estás en la tormenta, disfruta los rayos, están ahí porque te están enseñando algo.

Recuerda que no estás solo, tú eres parte de algo más grande que esta vida te puede ofrecer. Quién sabe, que al final de nuestro camino empiece otra travesía totalmente nueva, en donde todo lo que pasamos era un entrenamiento para nuestro verdadero propósito. ¿Quién sabe?

Categorías: Motivacional

2 comentarios

Andrés · 08/08/2019 a las 21:46

Me llegó la parte «Recuerda que no estás solo, tú eres parte de algo más grande que esta vida te puede ofrecer.»

Super buena lectura la recomiendo…

    junleewins · 11/08/2019 a las 21:24

    Gracias Andrés por tu comentario. Lo que acabas de leer fue un escrito mío muy personal, y me alegra mucho que te haya encantado. A veces nos podemos sentir frustrados o estancados, y es bueno recordar que no estamos solos, que todos estamos aquí para cumplir una misión.
    Te envío un gran abrazo amigo

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *